Estudio introductorio: Cecilia Rubio (docente del Departamento de Español de la Facultad de Humanidades y Arte de la Universidad de Concepción, Chile).

Dijimos en la contratapa del primer libro de esta colección que las vanguardias latinoamericanas de la primera mitad del siglo XX "junto con los norteamericanos, probablemente hayan producido las obras más audaces de ese período mundial signado por una situación de crisis, guerras y revoluciones, y por la formación acelerada y cosmopolita de las grandes metrópolis en América."

Vale agregar que la violencia de lo urbano devastando y devorando "salvajemente" la tradición, sin deferencias ni miramientos, se entrelaza dialécticamente con su potencialidad de transformación de la realidad. Esta combinación "desequilibrante" genera no sólo personajes monstruosos y deformes, a la vez que formas narrativas que comparten esos mismos calificativos; sino que, simultáneamente, los y las dotan de capacidad de mutación para encarar la difícil tarea de vociferar en medio del cambio, del tránsito, de las luces, de la fábrica... Es aquí donde el "¡rompan todo!" adquiere su carácter progresivo e indispensable en la búsqueda de la musicalidad adecuada a esos nuevos tiempos.

Ayer / Autor: Juan Emar

$1.650,00
Ayer / Autor: Juan Emar $1.650,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

Estudio introductorio: Cecilia Rubio (docente del Departamento de Español de la Facultad de Humanidades y Arte de la Universidad de Concepción, Chile).

Dijimos en la contratapa del primer libro de esta colección que las vanguardias latinoamericanas de la primera mitad del siglo XX "junto con los norteamericanos, probablemente hayan producido las obras más audaces de ese período mundial signado por una situación de crisis, guerras y revoluciones, y por la formación acelerada y cosmopolita de las grandes metrópolis en América."

Vale agregar que la violencia de lo urbano devastando y devorando "salvajemente" la tradición, sin deferencias ni miramientos, se entrelaza dialécticamente con su potencialidad de transformación de la realidad. Esta combinación "desequilibrante" genera no sólo personajes monstruosos y deformes, a la vez que formas narrativas que comparten esos mismos calificativos; sino que, simultáneamente, los y las dotan de capacidad de mutación para encarar la difícil tarea de vociferar en medio del cambio, del tránsito, de las luces, de la fábrica... Es aquí donde el "¡rompan todo!" adquiere su carácter progresivo e indispensable en la búsqueda de la musicalidad adecuada a esos nuevos tiempos.