Prólogo: Antón Arrufat
Estudio introductorio: Jamila Medina Ríos (escritora, filóloga y editora cubana. Autora del ensayo Diseminaciones de Calvert Casey; premio Alejo Carpetier 2012, Letras Cubanas).

¿Kafka o Thomas Mann? lanzó Lukács, y con el filo de una hoz oxidada por el estalinismo, reintentó cortar la escena de la vanguardia.

Como si intuyera una nueva oleada vanguardista en los '60, este artículo icónico, ¿retoma la ofensiva del realismo socialista de cara al horror dejado por la guerra, siempre partera de revoluciones?

Dijimos en la contratapa anterior que había que analizar la embestida de este realismo y su interacción contradictoria con las vanguardias, a partir de las purgas estalinistas del año '29.

Sería ridículo no considerar la incidencia que éste tuvo en el terreno artístico, ya que ante las masas, se quedó con el prestigio de uno de los movimientos más vanguardistas de la historia de la humanidad, la Revolución Rusa. Pero esta influencia, a mi juicio, fue reaccionaria. Para consumar su giro burocrático, no sólo disparó contra la oposición política de izquierda, sino que en el terreno artístico, temió al carácter rebelde de las vanguardias.

Trotsky, junto a Bretón y Rivera, en su Manifiesto por un arte revolucionario escrito en el '38, vislumbró esto y le salió al cruce: "La revolución comunista no teme al arte (…)

"¡La independencia del arte – por la revolución; la revolución – por la liberación definitiva del arte!".

En esta ocasión acercamos a nuestros lectores a un gran escritor cubano como Calvert Casey, el menos conocido de esa gran camada vanguardista que contó, entre otros, con escritores como Virgilio Piñera, Cabrera Infante o Antón Arrufat. Esta edición que les presentamos del libro de cuentos El regreso, junto a otros relatos desperdigados por distintas publicaciones y ediciones, incluye las ilustraciones que Antonia Eiriz hizo especialmente para la edición del '63. Esperamos que lo disfruten.

En el prólogo, para esta edición que sacamos desde Final Abierto, escribe el mismo Arrufat sobre su amigo Casey: "Lo que hay que exigir a un artista es una interpretación de la realidad, una crítica de la vida, una explicación. Y eso está en El regreso, y lo convierte en uno de los mejores libros de cuentos publicados entre nosotros."

José Henrique

El regreso y otros relatos / Autor: Calvert Casey

$1.650,00
El regreso y otros relatos / Autor: Calvert Casey $1.650,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

Prólogo: Antón Arrufat
Estudio introductorio: Jamila Medina Ríos (escritora, filóloga y editora cubana. Autora del ensayo Diseminaciones de Calvert Casey; premio Alejo Carpetier 2012, Letras Cubanas).

¿Kafka o Thomas Mann? lanzó Lukács, y con el filo de una hoz oxidada por el estalinismo, reintentó cortar la escena de la vanguardia.

Como si intuyera una nueva oleada vanguardista en los '60, este artículo icónico, ¿retoma la ofensiva del realismo socialista de cara al horror dejado por la guerra, siempre partera de revoluciones?

Dijimos en la contratapa anterior que había que analizar la embestida de este realismo y su interacción contradictoria con las vanguardias, a partir de las purgas estalinistas del año '29.

Sería ridículo no considerar la incidencia que éste tuvo en el terreno artístico, ya que ante las masas, se quedó con el prestigio de uno de los movimientos más vanguardistas de la historia de la humanidad, la Revolución Rusa. Pero esta influencia, a mi juicio, fue reaccionaria. Para consumar su giro burocrático, no sólo disparó contra la oposición política de izquierda, sino que en el terreno artístico, temió al carácter rebelde de las vanguardias.

Trotsky, junto a Bretón y Rivera, en su Manifiesto por un arte revolucionario escrito en el '38, vislumbró esto y le salió al cruce: "La revolución comunista no teme al arte (…)

"¡La independencia del arte – por la revolución; la revolución – por la liberación definitiva del arte!".

En esta ocasión acercamos a nuestros lectores a un gran escritor cubano como Calvert Casey, el menos conocido de esa gran camada vanguardista que contó, entre otros, con escritores como Virgilio Piñera, Cabrera Infante o Antón Arrufat. Esta edición que les presentamos del libro de cuentos El regreso, junto a otros relatos desperdigados por distintas publicaciones y ediciones, incluye las ilustraciones que Antonia Eiriz hizo especialmente para la edición del '63. Esperamos que lo disfruten.

En el prólogo, para esta edición que sacamos desde Final Abierto, escribe el mismo Arrufat sobre su amigo Casey: "Lo que hay que exigir a un artista es una interpretación de la realidad, una crítica de la vida, una explicación. Y eso está en El regreso, y lo convierte en uno de los mejores libros de cuentos publicados entre nosotros."

José Henrique